diumenge, 24 de febrer de 2008

Ètica i enginyeria informàtica


Científicos reclaman una educación ética en la ingeniería informática
00:00 24/02/2008, Universia - Crónica Universitaria
Los ingenieros informáticos necesitan una educación ética sólida que integre los principios morales y el respeto a la dignidad humana con la experiencia real de su profesión. Ésta es una de las conclusiones de un estudio realizado por investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid, en el que han analizado las distintas corrientes éticas aplicables a los informáticos y las consecuencias del desarrollo de su profesión.Aunque parezcan disciplinas completamente extrañas entre sí, “la ética y la informática son dos campos de investigación que no están reñidos; todo lo contrario, la ética corta transversalmente todos los aspectos de nuestra vida, entre ellos la informática”, explican los autores del estudio, Gonzalo Génova y Anabel Fraga, del departamento de Informática de la Universidad Carlos III de Madrid. Además, según su investigación, la ética no limita a la propia libertad, sino que “es el modo en que nos hacemos dueños de nosotros mismo y logramos un crecimiento personal”, apunta M. Rosario González, de la Universidad Complutense de Madrid, coautora del estudio. Según el estudio, existen dos corrientes diferenciadas de pensamiento ético que pueden aplicarse en la informática: por un lado el consecuencialismo, en el que la bondad de una acción reside en sus consecuencias; y por otro, el deontologismo, según el cual una acción es correcta o incorrecta en sí misma, con independencia de las consecuencias que se deriven. Según explica Gonzalo Génova, “el debate adopta con demasiada frecuencia tintes caricaturescos: se presenta a los primeros como fanáticos y a los segundos como gente sin escrúpulos, porque así es más fácil ridiculizarlos desde el campo opuesto”. En cualquier caso, los científicos de la Universidad madrileña han llegado a la conclusión de que sin una sólida educación ética específica de la profesión, el ingeniero “se convierte en un mero instrumento técnico despersonalizado y en manos de otros”. Un pensamiento ético propio Evaluar los efectos de un programa informático resulta difícil, pero según Anabel Fraga “esta complejidad no es una excusa para ignorar las consecuencias”. Ante esta cuestión, y tras analizar los distintos sistemas éticos, los autores han apostado por un modelo denominado “deontologismo moderado”, basado en un comportamiento racional que integre reglas y consecuencias. Para los investigadores, las posturas extremas no son ni racionales ni practicables, por lo que concluyen que la posición ética más acertada es aquella que, sin menospreciar las consecuencias de las acciones, reconoce barreras incuestionables que son imprescindibles para respetar la dignidad humana. Las nuevas titulaciones de Grado en Informática, que entrarán en vigor el próximo año en esta Universidad madrileña, suponen un avance porque adoptarán un enfoque transversal de los aspectos de ética profesional. No obstante, explica Gonzalo Génova, “el tema es suficientemente importante como para merecer un tratamiento intelectual específico y riguroso; por tanto el enfoque transversal, que es imprescindible, debería combinarse con una asignatura específica”. Los profesores de ética profesional a los informáticos suelen enfrentarse a dos prejuicios entre sus alumnos. Por un lado “piensan que sobre la ética todo es cuestión de opinión” y, por otro, “creen que la ética profesional consiste en prohibiciones o barreras”, explica M. Rosario González. Sin embargo, su punto de vista difiere de estos estereotipos, y afirman que la ética es algo básicamente positivo y creativo, que busca nuevas formas de hacer el bien. El estudio, realizado por Gonzalo Génova y Anabel Fraga, de la Universidad Carlos III de Madrid, junto con la profesora de la Universidad Complutense de Madrid, M. Rosario González, y titulado “Educación ética en ingeniería del software: responsabilidad en al producción de sistemas complejos” ha sido publicado recientemente en la revista “ Science and Engineering Ethics ”. Esta investigación relacionada con la ética y la informática está incluida en el Plan Nacional de I+D+i (2004-2007) del Ministerio de Ciencia y Tecnología.